Dieta zona

Se basa en la dieta mediterránea y cretense. Es un estilo de alimentación saludable que se caracteriza por alcanzar un correcto equilibrio hormonal.

Propone una dieta equilibrada entre todos los grupos de nutrientes. Su concepto básico es el aporte en cada una de las comidas de Hidratos de Carbono (40%), Proteínas (30%) y Grasas (30%).

El aporte de ácidos grasos esenciales Omega 3 es fundamental en esta dieta. Con este tipo de dieta, se consigue, tras las comidas, que el pico de glucosa sea el mínimo, manteniendo la insulina en una “zona ideal para la salud”, con lo que se elimina la sensación de hambre entre las comidas. Es una dieta muy recomendable para diabéticos tipo I y II, y permite mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos.