Dieta disociada

La dieta disociada promueve la separación de los alimentos según al grupo a que pertenecen: proteínas (carne , pescados, huevos y lácteos) o hidratos de carbono (pan y derivados, arroz, pasta, patatas y legumbres).

El objetivo que se persigue al llevar a cabo esta dieta es movilizar los depósitos de grasa de organismo, quemar las reservas de glucógeno y eliminar agua.